.

.

30.11.09

DIANA ANNABELL ESPINAL MEZA

1954.Tegucigalpa, Honduras. Periodista cultural, investigadora, profesora universitaria y poeta. Lic. en Literatura por la Universidad Pedagógica Nacional «Francisco Morazán»

Poesía de transparencias, como un complicado collage reventando en colores y fina cristalería. Como edredón alucinante, un sensualismo que a veces bordea lo erótico sin jamás llegar a lo burdo ni perder el equilibrio. Alguien dijo -con mal disimulada huachafería-, que tras el humano se tejían hilos que habrían de manejar al hombre. Se refería al destino. Pero José Ingenieros llegaba un poco tarde para decirnos que el Hombre era el arquitecto de su propio destino. Diana habla de hilos que los amantes tejen entre sí o cada uno, pero que pueden desenredarlos y darles la lectura que les dicte el corazón o la grafía de los poros de la pasión, donde y cuando quieran. Diana, canta, cual guerrera triunfante, «la pasión y su ilusión en un amor íntegro y trascendental» o mejor, según Bonnie Frederick, como Penélope, teje y deshace el lienzo en su telar de palabras. Y muchas veces estos hilos son de ansiedad dulcificada, «hilos que hacen llorar a un delfín, dentro de un piano». Claro: El piano de nuestra alma atormentada. Nos ratificamos al decir que es una poesía de fina cristalería, bordeando la lencería de un sugerente sensualismo que quiere llegar a lo erótico; y allí da sus mejores entregas... Creemos que es una arquitecta estructural de fantasías. Gran voz de Honduras, ratificada al ser nominada Poeta de Excelencia entre 117 vates de 15 naciones de Latinoamérica en la selección COMO ÁNGELES EN LLAMAS. Maribelina 2004. Lima, Perú.

Algunos libros publicados: Tras los Hilos. Edit.Letra Negra Guatemala, 2004./ Eclipse de Agujas, 2000.
Cuarto lugar en Certámen Poético “Victor Hugo” / Reconocimiento por: Elogiable Nivel Cualitativo. Embajada de Francia. Alianza Francesa. Ministerio de Cultura Artes y Deportes. Oct. 2003. / Tercer Lugar en el Certamen Poético. Dirección de Extensión de la UPNFM en 1998.

Página de Literatura Hondureña de: Helen Umaña. Sección Corretinta: Febrero. 2003. También en revistas nacionales como internacionales.

Antólogada en: Cintura de América del Ier. Encuentro de Escritores Centroamericanos Santa Ana, El Salvador, 2001./ Honduras Mujer y Poesía. Diccionario de Otras Autoras. Por Lic. Ada luz Pineda de Gálvez.1998.

ESTE ENCIERRO



Este encierro
de densas masturbaciones
y
frenéticos violines en mi clítoris
improvisan balbuceos perplejos

Quemo incienso
frente al círculo de las tazas
detrás
de tientos impalpables
por dentro de las estaciones de papel

A dentelladas
gimo en los canceles del paralelo 588

Masacre
turba inflamada de austeridad
callejón de mi ciudad mujer
embotellamiento
goce
prolongación de oro
con gotitas
de circuncisión.


DE ECLIPSE AGUAS


I
Despertá acariciando pergaminos de liquidámbar regresá de ese precipicio de orquídeas que te acosan permití que limpie con mi lengua el poniente del depósito de tus lágrimas la lumbre de la sonrisa el pulso acelerado perpetuemos grillos en las manchas de la luna en cálidos despertares sabré provocar aguas recién drogadas en nueces.
II
Prohúmeda configuro primaveras e inviernos me explayo en un festín de lánguidas metáforas no hago ruido no toco fondo imagino hincada venganza de dragones pretextos un embudo enorme que me engulle una lengua que esgrime tan placidamente que desconfiguro toda justificación.
III
He de lamerte a prórrogas eternas de hidras revueltas en realidades he de traicionar viejos poderes descuidados alborotos subastados en jadeos planos eclipsaré con mis agujas cada atisbo ebrio de tu boca bronceada empaparé batallas de preconquista oscilaciones y algunos dones menospreciados al final de la lluvia lloraremos como recién nacidos.
VI
Te ofrezco las tormentas de impala que cohabitan en mis bermejos voraces mi oficio de diadema la porcelana de mis alvéolos buitres tiempos de aleteos disponibles en las sentencias opios por lágrimas estallidos por debajo de los viaductos fuerza de trueno que salpica en el hielo brebajes sin nostalgia ascensos que estremecen jubilaciones de avispas deglución de coraje juramentos de potreros yun corazón hambriento por poseerte en tierra de jaguares.
IX
Me desnudo en tu boca de almendro acantilado entreabierto desprendo los ruidos los ruedos y el biés de mi falda allá lejos entre el agua y la sal te desnudo dentro de múltiples lunas. XII Aquí en el sinfín de corrientes sastres completamente sordomuda impasible me dibujan a través del indicio dos luces de hebilla me ubican distante justo en la frontera del añoro zurcida me envuelvo en instantes en instancias en instintos.
uno oblicuo clarividente que tenga epidemia de lenguas efímeras latitudes meridianos para rasgar en pedazos el cuarto
uno ecuestre que como vieja caldera desgaje el animal florescente ávido de espacio células naufragio de profundas telarañas refugio de lo absoluto. izones y pezones de cangrejo pestañeos burdelinos es hora de esculpir tus epicentros.

XXIII
Saberte mío en el instante es lo enorme viniéndoseme encima las llamas del estruendo lamen mis mejillas de bahía disyunta tengo miedo de estremecer los bordes del precipicio y romperte en pedacitos de indicios.
XLII
Debo quitarme la ropa Sacar las cuentas de vidrio molido Enterrar sahumerios Convocar tizones y pezones de cangrejo pestañeos burdelinos es hora de esculpir tus epicentros.

XLIII
Quiero regalarte un orgasmo triple todas las tardes: uno urente que suene a cortocircuito y huela a esporas encalladas en deseos sazones capricornios y guitarras

9 (Del ladrido del sombrero a la escama del sol).)

Desdoblo sueños que se rehacen así mismos,
todas las noches al son de parduscas jorobadas
Seguramente
Algunas ramificaciones en la orla del almohadón roto
Han dejado escapar todas esas orquestas ambulantes que lamen los perros
Adelgaza la resaca en la roca de agua
Y de un capullo de tinta aparecen dos hileras de corchetes que pestañean a cada movimiento de rúbrica en mi cama, y… una ballena lunar se zampa de un mordisco el sol
Desdoblo un suspiro… y… otro tras otro
Mientras el puente de pronombres parpadea en las envolturas de una aureola,
Y pilastras de abismos iluminan la noche ultramarina
Y aquieta un ronroneo de quejidos
Al desdoblar sueños
El pecho se constriñe de muchedumbre… y… en la soledad gimotean las nupcias de la sombras
Y la puerta del yo es un ojo sideral que tiene lenguaje de botones
¿Cuándo comenzamos a restar uniones en las aristas?
Acaso, cuando reverdecían las amarras y las viejas ecuaciones corrían a buscar un compás antiguo
Una hoja en blanco crece y una antesala para la desmemoria
Ambas tienen la nuca anclada
Los sueños desdoblados y todos sentencian lonas en la calle
Respiraré
Estampillas transparentes
Labraré puertas y pecas de ámbar
Y al convertirme en huella me transformaré en réplica que entona molinos y lamentos.

20.11.09

LES INVITAMOS A VISITAR NUESTROS OTROS BLOGS

Les invitamos a visitar nueestros otros blogs...

Les invitamos a que visiten tambien nuestros blogs...
NUESTROS POEMAS



POEMAS CON VOZ



NUESTROS VIDEOS